Saltar al contenido

Ramos de peonías preservadas

La flor de peonía es una flor de tamaño mediano a grande, llamativo y globosa. Se convertirá en la flor protagonista de tu ramo si te decantas por un ramo de este estilo.

En la naturaleza, la peonía es una flor que nace de una planta bulbosa que crece en zonas frescas y al pié de robledales, o sotobosques de hoja caduca, dónde aprovecha a florecer en primavera antes de que los árboles que la cobijan desplieguen sus hojas de una nueva primavera. Es una planta que aguanta en zonas muy frías y encontrarla en un paseo por el campo es casi mágico.

La peonía es una flor de tendencia y súper elegante, tanto en centros como ramos, no pasa indiferente sino que se convierte en el centro de atención por lo llamativa que es.

¿Cómo se hacen las peonías preservadas?

Las peonías preservadas son conservadas gracias a un proceso minucioso de preservación. Es un método químico con el que se extrae la savia de la flor y es sustituido por un gliquerol. Este proceso permite que cada flor se mantenga con una apariencia totalmente natural y fresca. Se consigue una apariencia tan delicada que es dificil distinguir si se trata de una flor natural cortada o una preservada que ya nunca se marchitará.

Las peonías preservadas llegan hasta nuestro taller floral solo con el botón floral o cabeza, pero las montamos con todo el cuidado del mundo sobre un tallo, para convertirla en pieza clave del ramo que diseñamos en cada uno de nuestros modelos.

Los ramos de peonías preservadas son de estilo romántico y elegante, normalmente en tipo bouquet y serán ideales para decorar cualquier jarrón y sin duda un regalo único que atesorar durante muchísimo tiempo.

Puedes comprar ramos de peonías preservadas en varias gamas de color, dependiendo del estilo que mas encaja con las flores que estás buscando.

Cookies